Los analizadores de lactato son una de las herramientas más utilizadas para medir el rendimiento en ciclismo y de los que podemos sacar información muy valiosa para controlar el rendimiento y obtener un perfil fisiológico del ciclista, pero deberíamos tener en cuenta cuestiones realmente importantes que pueden afectar a los resultados: 

La medición de los dispositivos más utilizados presenta un error habitual de entre 0,2 y 0,4 mmol/l. 

Se produce un cambio en la utilización hidratos de carbono como sustrato energético durante un esfuerzo sostenido en favor de los ácidos grasos, lo que provocará una disminución de la producción de lactato en el músculo.

El ejercicio intenso y continuado puede provocar hemoconcentración por el efecto de la deshidratación, lo que puede afectar de manera significativa a los resultados de lactato.

Además el estado nutricional afecta de manera notable a las mediciones de lactato en sangre por la disponibilidad de glucógeno muscular. Es necesario mantener la dieta y el entrenamiento como mínimo 5 días previos al test.

La dinámica del lactato en sangre se puede disociar de la tasa metabólica oxidativa real. Existe evidencia de ejemplos donde se observa un claro estado estable del VO2 frente a una dinámica creciente de lactato.

Existe una interacción dinámica entre la tasa de producción de lactato y la de salida-utilización, lo que puede provocar que la tasa de medición de lactato en sangre no refleje el estado real del músculo.

Teniendo en cuenta los puntos expuestos podemos afirmar que no es seguro que el lactato refleje de manera fiable el estado metabólico del músculo en un momento dado.

 

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO…

¡COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS EN REDES SOCIALES!

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay productos en el carrito.

Abrir chat
1
¡Hola 🚴‍♂️, estamos en linea para cualquier cosa que necesites!
Powered by